img logo GOV.CO

Mayores oportunidades y atención étnico diferencial

Boletín 086

MAYORES OPORTUNIDADES Y ATENCIÓN ÉTNICO DIFERENCIAL

Piden Concejales para la población afro en Medellín

La población afrodescendiente requiere mayores garantías que protejan sus derechos y el acceso a programas y proyectos municipales, y a la oferta laboral, educativa, cultural e institucional que existente, enfocada en un modelo de atención étnico diferencial, aseguraron los concejales durante la plenaria dedicada a analizar las acciones públicas orientadas a atender esta comunidad. 

La concejal Daniela Maturana Agudelo, del Movimiento Político Creemos, primera bancada citante, aseguró que es necesario derrumbar los estereotipos y los imaginarios alrededor de esta población, resolver las deudas históricas en materia de igualdad de oportunidades y de inclusión en los diferentes espacios dispuestos por la ley. 

Durante su exposición, indicó que en Medellín habitan 236.222 personas afrodescendientes, de las cuales el 55 por ciento son mujeres y 45 por ciento son hombres, se evidencia una alta jefatura femenina en la conformación de los hogares, el 18.4 de esta población es desempleada y la baja cobertura en salud da cuenta de la calidad de las ocupaciones y el volumen de informalidad laboral.

Concluyó que los principales esfuerzos deben dirigirse, entre otras, a fortalecer los mecanismos que protejan la identidad cultura y los derechos, implementar una cátedra de estudios afrocolombianas y etnoeducación, sancionar penalmente todos los actos de discriminación, avanzar en el cumplimiento de los indicadores del Plan de Desarrollo Municipal, asignar mayores recursos a la Dirección de Etnias, acondicionar la Casa de Integración Afrodescendiente y contratar más profesionales afro.  

Por su parte, el concejal Rober Bohórquez Álvarez, del Partido Cambio Radical, segunda bancada citante, afirmó que la inversión realizada por el alcalde Gutiérrez Zuluaga para atender las necesidades de esta población es insuficiente, además, no se cuenta con un estudio serio que evidencie la violencia y los asesinatos reales cometidos contra ellos.  

Se necesita voluntad política y mayor presupuesto para impactar positivamente la comunidad afro y mejorar su calidad de vida con oportunidades y transversalización interinstitucional para que, entre otras, se arrebate los jóvenes de las bandas delincuenciales. Asimismo, cumplir las metas del PDM y fortalecer en los territorios la U en mi Barrio. 

Al respecto, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, tercera bancada citante, manifestó que es necesario conocer los efectos del racismo en la salud mental de las personas afro que habitan Medellín, quienes además, viven con altos niveles de desempleo y en los sectores más vulnerables de la ciudad. Expresó su preocupación por el número de personas que acceden a becas de educación superior y la atención que se les brinda en general. 

Hizo un llamado para contratar profesionales que contribuyan a desarrollar la política con enfoque étnico a favor de esta población. Puntualizó que los niños que son objeto de racismo ven afectado su desarrollo cognitivo y su cualificación para romper los círculos de pobreza en los que están inmersos. En cuanto a los jóvenes, aseveró que requieren más oportunidades de estudio y emprendimiento para apartarlos de la delincuencia, el alcoholismo, la drogadicción, la violencia sexual, entre otros.   

Concejales que estuvieron presentes en el debate pidieron revisar la ejecución de los proyectos de acuerdo aprobados, cuál ha sido la inversión en ellos y las actividades desarrolladas. Reconocieron que Medellín es una ciudad diversa y se tiene el reto de  materializar en la práctica los derechos afro con una oferta diferencial para ellos. 

Resaltaron la pertinencia del debate ya que esta población ve en Medellín una ciudad de oportunidades, en la cual podrán acceder a toda la oferta institucional que ayudará a mejorar su condición de vida y la de su grupo familiar. 

La subsecretaria de Inclusión Social y Familia, María Paulina Suárez, explicó las diferentes estrategias desarrolladas para atender esta población entre las que se destacan campañas publicitarias, articulación público-privada, eventos culturales como la Fiesta Diversa y el Foro de Cultura Ciudadana; en términos de desarrollo económico se le apuesta a la dinámica laboral con enfoque diferencial, entre otros, que contribuyen a prevenir y superar las diferentes formas de discriminación, racismo y xenofobia. 

Presentó el diagnóstico de las condiciones de vida de la población afrodescendiente según la caracterización de 2010, según la cual 236.222 personas afro habitan la ciudad, de las cuales el 62 por ciento percibe un salario mínimo o incluso inferior, el 19.2 por ciento manifiesta estar en condiciones de desplazamiento, el 43 por ciento son madres solteras y el 42 por ciento de estos hogares experimentan discriminación por su condición étnica. 

En términos de educación superior, la directora de Sapiencia María Clara Ramírez, aseveró que se prioriza el acceso de estas comunidades en los programas ofertados por la entidad. Y en materia de protección a sus derechos, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, a través de su oficina de Derechos Humanos contempla acciones en pro de vincular activamente con la institución a hombres y mujeres afrodescendientes y proteger sus derechos.