img logo GOV.CO

La alta accidentalidad en Medellín se convirtió en un problema de salud pública

Boletín 070

LA ALTA ACCIDENTALIDAD EN MEDELLÍN SE CONVIRTIÓ EN UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA 
 
En 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito.
 

Así lo afirmaron los concejales de Medellín en la sesión plenaria de hoy, destinada al análisis de este tema en la ciudad, y a las grandes dificultades que acarrea esta problemática en materia de salud pública, cultura ciudadana y contaminación ambiental.
 
Para los corporados las cifras son alarmantes, ocupamos el primer lugar de accidentalidad en el país, detrás de cada cifra hay un drama familiar, hay una situación muy compleja que toca directamente al ser humano, tenemos que ser más ambiciosos en materia de campañas, entendiendo que hay una gran inversión desde el orden nacional para resolver esta problemática, pero es insuficiente, por lo cual se debe insistir más en el tema de seguridad vial desde lo local. 
 
Al respecto, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, primera bancada citante del debate, afirmó que es necesario que las Administraciones Municipales entiendan que la alta accidentalidad en la ciudad se convirtió en un problema de salud pública, en 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito, 122 iban en moto, 113 eran peatones y 14 ciclistas.
 
Además, de los 30 mil heridos en incidentes de tránsito, cerca de 14 mil asistieron a un servicio médico, 3.800 fueron heridos graves, afectando la competitividad de la ciudad por sus grandes incapacidades en el sistema de salud, añadió Rivera Rivera.
 
Para el corporado esta problemática también afecta la calidad del aire de la ciudad, por cada incidente se congestionan las vías por una hora aproximadamente, lo cual genera mayor carburación de los vehículos que se encuentran allí, causando altas emisiones de dióxido de carbono que a su vez generan más contaminación ambiental.
 
Concluyó que los incidentes de tránsito deben ser tratados de manera integral por las secretarías de Movilidad, Cultura Ciudadana, Salud, Infraestructura Física, el Metro de Medellín y Metroplús con presupuestos acertados.                                       
 
El concejal John Jaime Moncada Ospina, del Partido Conservador, segunda bancada, manifestó que Medellín continúa en la cabeza de las ciudades con más accidentes de tránsito en el país, a pesar de la reducción de las cifras en los últimos tres años, lo que significa que se deben reforzar las acciones que se están realizando en esta materia.
 
En Antioquia el 47 por ciento de conductores evaden la revisión técnica y de gases, por lo cual hace falta mayor rigurosidad y control para los Centros de Diagnóstico Automotriz y los procesos que realizan para otorgar los certificados, agregó Moncada Ospina. 
 
Para reducir la accidentalidad vial es necesario trabajar más en los programas y proyectos de prevención, sancionar drásticamente a las personas que cometen imprudencias en las vías y cuestionarse en cómo funciona el sistema de transporte público de la ciudad, indicó el concejal Simón Molina Gómez, del Partido Centro Democrático, tercera bancada. 
 
Por su parte el secretario de Movilidad, Humberto Iglesias Gómez, aseveró que desde la Administración se han venido realizando una serie de acciones que han permitido disminuir estas cifras como semáforos humanos, educación y cultura vial, intervenciones blandas en urbanismo táctico y en infraestructura. 
 
Participaron en la sesión plenaria la secretaria de Salud, Claudia Helena Arenas Pajón; la secretaria de Cultura Ciudadana, Lina Botero Villa; el gerente del Metro de Medellín, Tomás Elejalde Escobar; y el gerente de Metroplús, Cesar Augusto Hernández Correa.  
  

La alta accidentalidad en Medellín se convirtió en un problema de salud pública

Boletín 070

LA ALTA ACCIDENTALIDAD EN MEDELLÍN SE CONVIRTIÓ EN UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA 
 
En 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito.
 

Así lo afirmaron los concejales de Medellín en la sesión plenaria de hoy, destinada al análisis de este tema en la ciudad, y a las grandes dificultades que acarrea esta problemática en materia de salud pública, cultura ciudadana y contaminación ambiental.
 
Para los corporados las cifras son alarmantes, ocupamos el primer lugar de accidentalidad en el país, detrás de cada cifra hay un drama familiar, hay una situación muy compleja que toca directamente al ser humano, tenemos que ser más ambiciosos en materia de campañas, entendiendo que hay una gran inversión desde el orden nacional para resolver esta problemática, pero es insuficiente, por lo cual se debe insistir más en el tema de seguridad vial desde lo local. 
 
Al respecto, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, primera bancada citante del debate, afirmó que es necesario que las Administraciones Municipales entiendan que la alta accidentalidad en la ciudad se convirtió en un problema de salud pública, en 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito, 122 iban en moto, 113 eran peatones y 14 ciclistas.
 
Además, de los 30 mil heridos en incidentes de tránsito, cerca de 14 mil asistieron a un servicio médico, 3.800 fueron heridos graves, afectando la competitividad de la ciudad por sus grandes incapacidades en el sistema de salud, añadió Rivera Rivera.
 
Para el corporado esta problemática también afecta la calidad del aire de la ciudad, por cada incidente se congestionan las vías por una hora aproximadamente, lo cual genera mayor carburación de los vehículos que se encuentran allí, causando altas emisiones de dióxido de carbono que a su vez generan más contaminación ambiental.
 
Concluyó que los incidentes de tránsito deben ser tratados de manera integral por las secretarías de Movilidad, Cultura Ciudadana, Salud, Infraestructura Física, el Metro de Medellín y Metroplús con presupuestos acertados.                                       
 
El concejal John Jaime Moncada Ospina, del Partido Conservador, segunda bancada, manifestó que Medellín continúa en la cabeza de las ciudades con más accidentes de tránsito en el país, a pesar de la reducción de las cifras en los últimos tres años, lo que significa que se deben reforzar las acciones que se están realizando en esta materia.
 
En Antioquia el 47 por ciento de conductores evaden la revisión técnica y de gases, por lo cual hace falta mayor rigurosidad y control para los Centros de Diagnóstico Automotriz y los procesos que realizan para otorgar los certificados, agregó Moncada Ospina. 
 
Para reducir la accidentalidad vial es necesario trabajar más en los programas y proyectos de prevención, sancionar drásticamente a las personas que cometen imprudencias en las vías y cuestionarse en cómo funciona el sistema de transporte público de la ciudad, indicó el concejal Simón Molina Gómez, del Partido Centro Democrático, tercera bancada. 
 
Por su parte el secretario de Movilidad, Humberto Iglesias Gómez, aseveró que desde la Administración se han venido realizando una serie de acciones que han permitido disminuir estas cifras como semáforos humanos, educación y cultura vial, intervenciones blandas en urbanismo táctico y en infraestructura. 
 
Participaron en la sesión plenaria la secretaria de Salud, Claudia Helena Arenas Pajón; la secretaria de Cultura Ciudadana, Lina Botero Villa; el gerente del Metro de Medellín, Tomás Elejalde Escobar; y el gerente de Metroplús, Cesar Augusto Hernández Correa.  
  

La alta accidentalidad en Medellín se convirtió en un problema de salud pública

Boletín 070

LA ALTA ACCIDENTALIDAD EN MEDELLÍN SE CONVIRTIÓ EN UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA 
 
En 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito.
 

Así lo afirmaron los concejales de Medellín en la sesión plenaria de hoy, destinada al análisis de este tema en la ciudad, y a las grandes dificultades que acarrea esta problemática en materia de salud pública, cultura ciudadana y contaminación ambiental.
 
Para los corporados las cifras son alarmantes, ocupamos el primer lugar de accidentalidad en el país, detrás de cada cifra hay un drama familiar, hay una situación muy compleja que toca directamente al ser humano, tenemos que ser más ambiciosos en materia de campañas, entendiendo que hay una gran inversión desde el orden nacional para resolver esta problemática, pero es insuficiente, por lo cual se debe insistir más en el tema de seguridad vial desde lo local. 
 
Al respecto, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, primera bancada citante del debate, afirmó que es necesario que las Administraciones Municipales entiendan que la alta accidentalidad en la ciudad se convirtió en un problema de salud pública, en 2017 murieron 258 personas por incidentes de tránsito, 122 iban en moto, 113 eran peatones y 14 ciclistas.
 
Además, de los 30 mil heridos en incidentes de tránsito, cerca de 14 mil asistieron a un servicio médico, 3.800 fueron heridos graves, afectando la competitividad de la ciudad por sus grandes incapacidades en el sistema de salud, añadió Rivera Rivera.
 
Para el corporado esta problemática también afecta la calidad del aire de la ciudad, por cada incidente se congestionan las vías por una hora aproximadamente, lo cual genera mayor carburación de los vehículos que se encuentran allí, causando altas emisiones de dióxido de carbono que a su vez generan más contaminación ambiental.
 
Concluyó que los incidentes de tránsito deben ser tratados de manera integral por las secretarías de Movilidad, Cultura Ciudadana, Salud, Infraestructura Física, el Metro de Medellín y Metroplús con presupuestos acertados.                                       
 
El concejal John Jaime Moncada Ospina, del Partido Conservador, segunda bancada, manifestó que Medellín continúa en la cabeza de las ciudades con más accidentes de tránsito en el país, a pesar de la reducción de las cifras en los últimos tres años, lo que significa que se deben reforzar las acciones que se están realizando en esta materia.
 
En Antioquia el 47 por ciento de conductores evaden la revisión técnica y de gases, por lo cual hace falta mayor rigurosidad y control para los Centros de Diagnóstico Automotriz y los procesos que realizan para otorgar los certificados, agregó Moncada Ospina. 
 
Para reducir la accidentalidad vial es necesario trabajar más en los programas y proyectos de prevención, sancionar drásticamente a las personas que cometen imprudencias en las vías y cuestionarse en cómo funciona el sistema de transporte público de la ciudad, indicó el concejal Simón Molina Gómez, del Partido Centro Democrático, tercera bancada. 
 
Por su parte el secretario de Movilidad, Humberto Iglesias Gómez, aseveró que desde la Administración se han venido realizando una serie de acciones que han permitido disminuir estas cifras como semáforos humanos, educación y cultura vial, intervenciones blandas en urbanismo táctico y en infraestructura. 
 
Participaron en la sesión plenaria la secretaria de Salud, Claudia Helena Arenas Pajón; la secretaria de Cultura Ciudadana, Lina Botero Villa; el gerente del Metro de Medellín, Tomás Elejalde Escobar; y el gerente de Metroplús, Cesar Augusto Hernández Correa.