img logo GOV.CO

Fiscalía revive el caso de embellecimiento ilícito del contralor de Antioquia

Boletín 235

FISCALÍA REVIVE EL CASO DE EMBELLECIMIENTO ILICITO DEL CONTRALOR DE ANTIOQUIA

El contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña deberá comparecer a otra audiencia pública preparatoria del juicio el 17 y 18 de septiembre del presente año para responder por lo cargos de peculado por apropiación y prevaricato, debido al caso de embellecimiento ilícito que se practicó en el Hospital La María.

En dicha audiencia estará acompañado por otros integrantes del cartel de las cirugías plásticas como son: la ex Auditora Nacional Laura Marulanda Tobón, su hermana Yurani Marulanda Tobón, su hermano y ex gerente del Hospital La María William Marulanda Tobón, su prima Johana Bedoya Tobón, el ex subdirector médico de la misma institución Diego Ceballos, la ingeniera de sistemas del hospital, María Eugenia Callejas Londoño, y el coordinador financiero de La María, Roberto Luis Suescún Rodríguez.

El concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, recordó hoy en rueda de prensa, que tanto el contralor de Antioquia como los demás implicados ya comparecieron, la semana anterior, a la audiencia de formulación de acusación, que es la primera de las audiencias de la etapa de juzgamiento, la cual se convocó porque el fiscal a cargo de la investigación consideró que tiene elementos suficientes para afirmar, con probabilidad de verdad, que el delito existió y que los acusados son autores o partícipes.

El peculado consiste en el menoscabo del patrimonio público para el favorecimiento propio o de un tercero.

Este delito se materializó, según la Fiscalía, en la práctica de toda clase de cirugías estéticas a pacientes calificados como “especiales”, que fueron intervenidos por valores muy inferiores a los del mercado.

Según el ente acusador, quienes fueron considerados “pacientes especiales” tuvieron acceso a toda clase de privilegios desde su admisión en el hospital público La María, porque no se siguieron los protocolos de admisión previstos para todo paciente, y adicionalmente, la Fiscalía cuenta con varias auditorías contables que permiten concluir que efectivamente dichos pacientes especiales no pagaron la totalidad del valor de los servicios que recibieron.

Según la Fiscalía hubo casos en los que el valor de lo apropiado estuvo por encima del 70 por ciento respecto del valor comercial de los servicios.

Frente al delito de prevaricato, la Fiscalía señaló que el contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, omitió su deber como auditor del hospital La María en relación con los hallazgos que debió establecer ante el evidente detrimento patrimonial que se presentaba en el hospital. Según la Fiscalía, el contralor omitió dolosamente su deber porque a cambio de ello resultaría siendo otro beneficiario de los tratos especiales en La María.

Según el escrito de acusación: “[…] La contraprestación del señor contralor departamental a favor de las irregularidades en el hospital La María, estuvieron condicionadas a un pacto calculado por la omisión al cumplimiento de sus funciones, dado que al igual que las hermanas del gerente, él también se hizo un procedimiento estético que arrojó detrimento patrimonial para la entidad”.

La Fiscalía estableció que, para lograr la impunidad de estas conductas, se presentaron diversas falsedades en documentos que fueron reimpresos.

Guerra Hoyos también llamó la atención sobre el hecho de que, desde hace cinco meses se está a la espera de una decisión de fondo por parte de la Procuraduría General de la Nación, que inicialmente sancionó al contralor de Antioquia con una suspensión del cargo por 10 meses, debido al título falso de doctor que presentó para el concurso abierto por la asamblea de Antioquia. Dicho título falso fue avalado por un taxista. Como se recuerda el contralor apeló y sobre el particular la Procuraduría no ha vuelto a decidir si ratifica la sanción o la reversa.

Contra el contralor Sergio Zuluaga Peña se han denunciado hechos como los siguientes: Embellecimiento ilícito en el Hospital público La María, Título de doctorado falso avalado por un taxista, falsificación de documento público para evitar que se conociera que ejercía dos cargos públicos a la vez, falsificación de una invitación a un evento de ONU Hábitat y la obtención de licencias no remuneradas que luego cobró.

Redactó: Alberto Escobar, unidad de apoyo concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos. 

Fiscalía revive el caso de embellecimiento ilícito del contralor de Antioquia

Boletín 235

FISCALÍA REVIVE EL CASO DE EMBELLECIMIENTO ILICITO DEL CONTRALOR DE ANTIOQUIA

El contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña deberá comparecer a otra audiencia pública preparatoria del juicio el 17 y 18 de septiembre del presente año para responder por lo cargos de peculado por apropiación y prevaricato, debido al caso de embellecimiento ilícito que se practicó en el Hospital La María.

En dicha audiencia estará acompañado por otros integrantes del cartel de las cirugías plásticas como son: la ex Auditora Nacional Laura Marulanda Tobón, su hermana Yurani Marulanda Tobón, su hermano y ex gerente del Hospital La María William Marulanda Tobón, su prima Johana Bedoya Tobón, el ex subdirector médico de la misma institución Diego Ceballos, la ingeniera de sistemas del hospital, María Eugenia Callejas Londoño, y el coordinador financiero de La María, Roberto Luis Suescún Rodríguez.

El concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, recordó hoy en rueda de prensa, que tanto el contralor de Antioquia como los demás implicados ya comparecieron, la semana anterior, a la audiencia de formulación de acusación, que es la primera de las audiencias de la etapa de juzgamiento, la cual se convocó porque el fiscal a cargo de la investigación consideró que tiene elementos suficientes para afirmar, con probabilidad de verdad, que el delito existió y que los acusados son autores o partícipes.

El peculado consiste en el menoscabo del patrimonio público para el favorecimiento propio o de un tercero.

Este delito se materializó, según la Fiscalía, en la práctica de toda clase de cirugías estéticas a pacientes calificados como “especiales”, que fueron intervenidos por valores muy inferiores a los del mercado.

Según el ente acusador, quienes fueron considerados “pacientes especiales” tuvieron acceso a toda clase de privilegios desde su admisión en el hospital público La María, porque no se siguieron los protocolos de admisión previstos para todo paciente, y adicionalmente, la Fiscalía cuenta con varias auditorías contables que permiten concluir que efectivamente dichos pacientes especiales no pagaron la totalidad del valor de los servicios que recibieron.

Según la Fiscalía hubo casos en los que el valor de lo apropiado estuvo por encima del 70 por ciento respecto del valor comercial de los servicios.

Frente al delito de prevaricato, la Fiscalía señaló que el contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, omitió su deber como auditor del hospital La María en relación con los hallazgos que debió establecer ante el evidente detrimento patrimonial que se presentaba en el hospital. Según la Fiscalía, el contralor omitió dolosamente su deber porque a cambio de ello resultaría siendo otro beneficiario de los tratos especiales en La María.

Según el escrito de acusación: “[…] La contraprestación del señor contralor departamental a favor de las irregularidades en el hospital La María, estuvieron condicionadas a un pacto calculado por la omisión al cumplimiento de sus funciones, dado que al igual que las hermanas del gerente, él también se hizo un procedimiento estético que arrojó detrimento patrimonial para la entidad”.

La Fiscalía estableció que, para lograr la impunidad de estas conductas, se presentaron diversas falsedades en documentos que fueron reimpresos.

Guerra Hoyos también llamó la atención sobre el hecho de que, desde hace cinco meses se está a la espera de una decisión de fondo por parte de la Procuraduría General de la Nación, que inicialmente sancionó al contralor de Antioquia con una suspensión del cargo por 10 meses, debido al título falso de doctor que presentó para el concurso abierto por la asamblea de Antioquia. Dicho título falso fue avalado por un taxista. Como se recuerda el contralor apeló y sobre el particular la Procuraduría no ha vuelto a decidir si ratifica la sanción o la reversa.

Contra el contralor Sergio Zuluaga Peña se han denunciado hechos como los siguientes: Embellecimiento ilícito en el Hospital público La María, Título de doctorado falso avalado por un taxista, falsificación de documento público para evitar que se conociera que ejercía dos cargos públicos a la vez, falsificación de una invitación a un evento de ONU Hábitat y la obtención de licencias no remuneradas que luego cobró.

Redactó: Alberto Escobar, unidad de apoyo concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos.