img logo GOV.CO

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.

El Código de Policía todavía tiene grandes retos para garantizar una correcta implementación

Boletín 250

EL CÓDIGO DE POLICÍA TODAVÍA TIENE GRANDES RETOS PARA GARANTIZAR UNA CORRECTA IMPLEMENTACIÓN

En la sesión plenaria de hoy, los concejales de Medellín analizaron los avances de la implementación del Código Nacional de Policía y Convivencia en la ciudad, y la ejecución de los recursos asignados para esta materia.

El concejal Carlos Alberto Zuluaga Díaz, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre los retos que tiene el Código de Policía son establecer un perfil de los policías que hacen parte del modelo de vigilancia comunitaria por cuadrantes y fortalecer los mecanismos de control interno en la Policía, con el fin de transformar las nuevas competencias en herramientas, mejorar la convivencia y evitar los abusos por parte de la autoridad.

Además, aseveró que gracias a su implementación se ha logrado reducir riñas, el maltrato animal, colados en los sistemas de transporte público, entre otros aspectos que preocupaban.

Por último, solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial, un equipo de inspectores en control urbanístico, con el fin de solucionar la problemática que tienen algunos comerciantes de la ciudad con sus negocios por los lineamientos que plantea el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial sobre los usos del suelo. Además, es necesario conformar una mesa de trabajo con el Departamento de Planeación, la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, en la cual se analicen casos puntuales que inquietan a la comunidad, agregó Zuluaga Díaz.

Por su parte, el concejal Fabio Humberto Rivera Rivera, del Partido Liberal, segunda bancada citante, expresó que a la hora de implementar el Código es importante razonar las sanciones de acuerdo a la ciudad. Igualmente, se deben continuar las acciones en materia de cultura ciudadana para cambiar los comportamientos de la ciudadanía.

De igual manera, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de La U, tercera bancada citante, afirmó que el Código debe fomentar la convivencia pacífica de la comunidad y la resolución de conflictos, del mismo modo, cuestionar hasta qué punto los integrantes de la Policía están capacitados para la interpretación y aplicación de este.

Los corporados manifestaron que la confianza en la institucionalidad se construye mediante el diálogo y la interacción con la sociedad civil a través de diversos mecanismos, los principios de proporcionalidad y razonabilidad no deben ser obviados al momento de aplicar el Código de Policía.
 
Asimismo, que para el cumplimiento de la Ley se debe articular toda la institucionalidad, con el fin de garantizar la convivencia, prevenir conductas negativas y corregir comportamientos inadecuados en la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón Villada, indicó que, desde la sanción de la Ley a la fecha, se ha evidenciado un considerable avance en los comparendos impuestos por los uniformados de la Policía, una situación apenas normal por todos los procesos técnicos y prácticos que conllevan la puesta en marcha de esta normatividad.

Sin embargo, el crecimiento en número de comparendos impuestos no está relacionado directamente con una mayor presencia de dichos comportamientos contrarios a la convivencia, sino más bien a la respuesta operativa de las autoridades de policía de la ciudad, añadió Tobón Villada.